Compartir, Share

Hay momentos de una espléndida plasticidad en el espectáculo Scalada – Storia que ofrece el Cirque du Soleil este año 2015 en Andorra, otros, además, son muy sugerentes como la imagen que ilustra esta entrada. Compartir y colaborar no es un rasgo distintivo de nuestra especie. Lo logramos cuando las dificultades son tan grandes que sale lo mejor de nuestro interior. Mientras eso no ocurre seguimos siendo egoístas, ambiciosos e individualistas.

Quizá por ello, esta imagen final, con todos los artistas juntos, despidiendo el objeto conductor, va más allá de la simple metáfora y se transforma en una auténtica alegoría. Somos capaces de trabajar unidos, somos capaces de alcanzar metas impensables, somos capaces de mejorar nuestro futuro.

No es casual que este potente mensaje se muestre al final y hace que salgamos de allí de manera diferente a como entramos. También estoy seguro de que algunos no lo perciben de inmediato, en su sencillez pasa desapercibido, pero la imagen queda grabada en nuestro cerebro lista para ser procesada en algún momento de calma, incluso mientras dormimos.

Texto e imagen © 2015 Ricard de la Casa Pérez

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s