Waiting for the Wolf Man

¡Al final lo logré!

Ya habíamos ido hace meses para conseguir esta foto. Las condiciones meteorológicas no siempre ayudan y en aquella ocasión no pudo ser. Hicimos otras (que puede ver aquí mismo, un poco más abajo), pero no la que había venido a hacer.

Así que, en esta ocasión, después de consultar la hora y la dirección por la que salía Doña Luna, salimos pitando para allí (ya estaba en el horizonte cuando llegamos). Ella, majestuosa y sangrante nos regalos unos minutos de puro espectáculo.

© Ricard de la Casa – abril 2016.

Puede verla en grande en mi galería de FLICKR