Hechizo de Nochebuena

Lo que llama la atención es que algo, en general no sabemos qué, no cuadra. Tenemos que analizar la imagen para darnos cuenta de que, sí, tenemos el sol de frente y sin embargo la roca de la derecha está demasiado bien iluminada. El sol da la sensación de que le da de frente (y esa tierra roja, que debe tener arcilla, es un poderoso contrapunto al sol y el cielo azul lleno de nubes algodonosas).

Hemos acertado. En realidad es así. Las panorámicas son lo que tienen, manipulan los puntos de vista (los deforman). El truco está en no pasarse demasiado para que no sea excesivo. Tampoco incluyan otros elementos que, por sus características, nos delanten y por tanto pueda colar en una primera mirada.

Supongo que (todos) buscamos eso: Llamar la atención lo suficiente como para que el espectador se percate e indague más allá de esa primera mirada sin demasiado aliciente. En ese momento el hechizo tiene lugar. La imagen se queda colgada de nuestra pupila y buscamos solucionar el enigma.

Es suficiente.

Esta foto fue realizada al amanecer del día de Nochebuena (me encanta el contrapunto) en el Mediterraneo, a la altura de Pilar de la Horadada. Ya no suelen gustarme como antes estas celebraciones. Sin embargo siguen conteniendo suficiente magia para soñar.

© Ricard de la Casa – diciembre 2017.

Puede verla en grande en mi Galería de FLICKR

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s